Santiago, 29 de enero de 2015.- Lo dijo meses atrás en Mundo Rally: Después del Dakar, ella no sabía si quedaría con ganas de correr un nuevo Dakar. Pero ya pasados unos días desde que se convirtió en la primera mujer piloto que termina el Dakar, Paula Gálvez ya tiene claro que sí quiere estar en 2016.

Cauta, como siempre, Paula dijo que si bien no es oficial, tiene las ganas. “Creí que por un mes no tendría ganas de subirme a la moto, pero llegué a Santiago y ya estaba con ganas de subirme. Hablé con la gente de Can Am, quienes me van a pasar una moto para entrenar, así que tengo ganas de luego poder subirme para empezar a entrenar. Ahora estoy en conversaciones con todos los auspiciadores que me apoyaron y me dicen que quedaron todos muy felices por mi participación en el Dakar y pretenden seguir con este proyecto. Saben que aún tengo mucho que entregar”, dijo.

-En teoría, el próximo Dakar debiera ser un poco menos complicado, al desde ya saber que está inscrita y no a mediados de año, como fue, tendrá más tiempo para sumar auspicios…
– Sí. En ese sentido va a ser mucho mejor para mí, porque tendré mucho más tiempo para armar el proyecto y por lo mismo, puedo ir más tranquila. Quiero trabajar mucho más los detalles y esta vez, que ya tengo una misión cumplida, ahora iría más a disfrutar. Disfruté mucho por ser mi primer Dakar y nunca lo voy a olvidar, por todo el entorno, pero sí debo reconocer que fue muy aperrado, muchas de las cosas resultaron bien por la motivación, por las ganas, por la garra y por mi cabeza, pero hay cosas que se puede trabajar mucho mejor en los detalles, que me permita descansar un poco más, con mecánico propio. En el equipo trabajamos muy bien, pero mi quad  tiene otra dinámica, distinta a los autos.

-En 2015 su objetivo era terminar, ¿Cuál será el de 2016?
-Para lograr cualquier cosa, hay que terminar. Ese siempre será un objetivo para los punteros y para quienes van más atrás. De conseguir un lugar, no me preocupa mucho porque la pelea es contra el Dakar y contra uno mismo. En ese sentido, si voy más cómoda, con detalles ya afinados, eso me permitirá ir a un mejor ritmo pero sin volverme loca. Largamos 46 quads y terminamos 18, o sea, siempre terminar es algo meritorio. El pulir esos detalles me permitirían llegar un poco más temprano, disfrutar un poco de la vida en el bivouac, dormir un poco más para estar más despierta al día siguiente y poder disfrutar más de la ruta.

-¿Ha disfrutado este post Dakar, con entrevistas y mucho cariño de la gente?
-Sí. Igual me he dedicado a leer los mensajes y tratar de responderlos todos, agradecer la buena onda y buenas vibras. Pero no te voy a decir que lo estoy disfrutando más que el Dakar. A mí lo que me gusta es estar arriba de la moto. Siempre decía en broma que después de la carrera me iba a dar una depresión post Dakar, como la depresión post parto (risas). Extraño mucho estar arriba de la moto todo el día, no tener ninguna otra preocupación salvo llegar a la meta cada día, de la moto y que te duelan las manos. Es como si te aislaras del mundo, es como una burbuja en que sólo existe el Dakar, casi un mundo ideal. Cuando estaba en la etapa 12 me preguntaba, ¿en qué minuto pasó tan rápido esto?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Damos cobertura periodística al rally de Chile y a todas las competencias donde corra un chileno. Normalmente, nos encontrarás en la ruta en el RallyMobil, en el Atacama Rally, en el Baja Atacama, Travesía Atacama, Rally Avosur, Rally Salitreras y también en el WRC, el SARR y el DAKAR.

Ultima Noticia

© Todo lo publicado es propiedad de MundoRally Chile. El uso de cualquier contenido debe ser aprobado por escrito.

Diseño y desarrollo web: viaweb.cl